La memoria y el arte: escenarios pedagógicos de construcción de paz, vida y creación

Por: Departamento de Ciencias Sociales.

Este año, en la décima versión del Día de la Memoria, el Gimnasio Vermont contó con la participación de iniciativas de paz de jóvenes colombianos, quienes transmitieron un mensaje sobre cómo desde el arte es posible promover la esperanza y la reconciliación en Colombia.

El pasado viernes 8 de abril, el Gimnasio Vermont se unió como comunidad educativa para reflexionar acerca de la historia reciente del país y sus implicaciones en la forma de construir paz. Este ejercicio se llevó a cabo a partir de reflexiones plurales, tejidas desde el diálogo respetuoso y las miradas sensibles al pasado. De esta forma, el aula pasó a ser un escenario en el que se vinculan las formas de entender el presente de los estudiantes con las experiencias de quienes han sufrido las consecuencias de la violencia.

Las actividades realizadas fueron:

  •  Conversatorio con la Comisión de la Verdad para bachillerato.
  • Taller de cuento con la Comisión de la Verdad para primaria.
  •  Tizatón.
  • Reconocimiento fotográfico.
  • Taller de plastilina.
  • La “Pazarela” de la Paz.
  • Obra de teatro sobre la memoria familiar en Preescolar.

Nuestros estudiantes: 

El compromiso, participación, dedicación y motivación de cada estudiante fueron constantes durante cada una de las actividades. Su visión crítica y sensible hizo de estas experiencias, espacios de diálogo que empatizan con quienes han sido víctimas del conflicto armado interno, se han esforzado por resignificar su experiencia a través del arte y han logrado así sanar, perdonar y reconstruir comunidad. Esto permitió a los estudiantes potenciar sus habilidades de pensamiento crítico, las cuales son fundamentales para que en el siglo XXI, Colombia avance en los procesos de construcción de la reconciliación.

Guardianes de la memoria: 



Durante la jornada, contamos con la participación de dos estudiantes de cada salón como “Guardianes de la Memoria” quienes fueron escogidos por su alta sensibilidad social, disposición para trabajar en equipo y motivación al apropiarse de la historia colombiana, clave para la reconciliación. Su participación fue destacada, apoyaron a sus profesores en el desarrollo de las actividades e incentivaron el diálogo respetuoso entre sus compañeros. ¡Gracias, Guardianes, por preservar la memoria como un tesoro para la paz!


Deja una respuesta